Acerca de nanotecnologías


La nanotecnología no es sólo una moda temporal sino el resultado de investigaciones intensivas de gran duración. Los nanoproductos, comparados con procedimientos de sellado anteriores, alcanzan un período de efectividad significativamente más largo que productos que contienen acrílico, silicona u óleo, y consecuentemente representan un salto enorme en cuanto a tecnologías de sellado.

Gracias al efecto de deslizamiento que resulta del sellado con los nanoproductos, puede ahorrar hasta un 90% de detergentes y horas de trabajo. No daña el medio ambiente. Por lo tanto, nuestra filosofía corporativa puede describirse como:

Sólo pensar en “verde” no es suficiente.
Tome acción, por el bien de nuestro medio ambiente.
Sólo tenemos uno.
Para ello, contamos con los productos adecuados.


Para mayor información al respecto, diríjase a la opción de menú Filosofía.

¿Qué significa nanotecnología?


El término “nanotecnología” es griego y significa “enano”. Nano se utiliza para abreviar una milmillonésima parte.

En consecuencia, un nanómetro equivale a una milmillonésima parte de un metro. Si se comparan las proporciones, un nanómetro se relaciona a un metro como una avellana a la Tierra.

Los científicos lograron recrear con éxito estas proporciones de tamaño que anteriormente se reservaban exclusivamente a la naturaleza.

Por consiguiente la nanotecnología crea oportunidades de aplicación completamente nuevas, esto es para cambiar las características de las superficies a nivel molecular.

¿Dónde se origina la nanotecnología?


La nanotecnología en la naturaleza se inspira en la hoja del loto: Tiene una superficie tan suave, que líquidos como el agua, la resina o la miel simplemente se deslizan. Los científicos pudieron simular este efecto y adaptarlo a los humanos utilizando nanoproductos para el tratamiento de superficies.

¿Cómo funciona la nanotecnología?


Los nanoselladores contienen partículas con componentes por un lado, que se adhieren firmemente a la superficie, y por otro lado, componentes que repelen la suciedad, el agua y otros líquidos. Componentes vítreos unen nuevamente estos dos componentes, lo cual le otorga dureza a los sellados.

Luego de la aplicación (fase 1) estas partículas se ordenan de un modo inteligente: los componentes que se unen se mueven hacia la superficie, los componentes contra la cobertura se dirigen al aire (fase 2). Gracias a este “ordenamiento automático” se generará un nivel vítreo ultra delgado, que luego forma una alianza homogénea con la superficie y de ese modo garantiza una gran durabilidad (fase 3).



¿Para qué sirve la nanotecnología?


La cobertura nano de una superficie resulta en que la suciedad y la contaminación no sobreviven o lo hacen limitadamente. La suciedad simplemente “se desliza” bajo el agua corriente. Ventaja: Se necesitan pocos o ningún detergente, lo cual beneficia al medio ambiente y a su bolsillo. Incluso el tiempo dedicado a la limpieza y los intervalos de limpieza se pueden reducir considerablemente.

Prácticamente todas las superficies pueden tratarse con nanoproductos. En la actualidad, los nanoproductos se conocen principalmente en la industria, la construcción y el negocio automotriz. Sin embargo, son cada vez más los hogares que aprovechan los beneficios que vienen con los nanoproductos.